Hay pocas cosas que un papá disfruta más que cuando le chulean a su hijo (que bonitos ojos, mira como sonríe, se parece a ti)

Hay pocas cosas que un empresario inteligente disfruta más, que el que le chuleen su sitio Web.

Cuando el mundo digital no existía, tener una oficina bonita era suficiente. Sin embargo el mundo ya cambió

Tu esfera de influencia personal es limitada. Si eres un rock-star social tal vez puedas llegar directamente a 1,000 personas. Si eres un ente social normal, 200–300 será un número más aterrizado. Sin embargo ¿te has preguntado cuál puede ser tu alcance en el mundo digital?

Cientos de miles de personas en todo el mundo pueden encontrarte, analizarte y enamorarse de ti, o jamás volver a contactarte por esa primera terrible impresión que tu sitio Web les dió.

¿Cómo saber si tu sitio Web es increíble?

Mídelo : mide tu bounce rate, el tiempo que pasan las personas en tu sitio, el número de páginas que están visitando

Posibles clientes te contactan orgánicamente

Tus amigos comparten tu sitio Web (oye el otro día me encontré a Schawarzenegger y le pasé tu sitio, le fascinó)

Recibes felicitaciones esporádicas de personas que no sabías que conocían tu empresa

Tu sitio Web será lo primero que ven tus futuros clientes, asegúrate de Diseñarlo de manera que sea uno de los principales activos en tu empresa.